sábado, 2 de abril de 2011

Ignacio de Loyola, los Jesuitas y el Satanismo

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Está usted afirmado sobre la Roca de la salvación?

Ignacio de Loyola, nació en 1491, en el castillo de Loyolas, en el País Vasco, España. Siendo un sacerdote de Roma, en el año 1534 creó una organización satánica para controlar las mentes de los líderes Europeos por medio de hipnosis, brujería, hechicería y control de la mente.

Loyola se comunicaba con el reino espiritual para revelación en cómo fomentar esta poderosa y malvada organización. Los espíritus realmente eran demonios controlados por ha-satán, iluminando su mente. Loyola fue arrestado a causa de sus extrañas actividades por los monjes Dominicos quienes estaban a cargo de la nefasta Inquisición Española. Fue liberado de sus inquisidores gracias a los poderes del mal que reinaban en él.



En 1539, Ignacio de Loyola fue ante el papa Pablo III y presentó un concepto para una nueva orden de sacerdotes, llamada la Sociedad de Jesús [sic] (los Jesuitas) cuyo propósito era el servir a "Su Santidad." El papa compró la idea y la aprobó el 27 de Septiembre de 1540, Loyola se convirtió en el primer General Superior Jesuita. Y fue declarado intocable por el papa.

Por medio de meditación sistemática, oración, contemplación, visualización e iluminación Loyola caía en trance y éxtasis. El fue visto levitar del suelo, como muchos Jesuitas completamente bajo los poderes de satanás, incluyendo a Alberto Rivera, ex-sacerdote Jesuita, quien nos cita esto y de quien hablaré más adelante. Loyola utilizaba la filosofía, metafísica, lógica, psicoanálisis, psicología, hipnosis, telepatía, parapsicología (hechicería científica), psiquiatría, psicoterapia; éstas que ahora son llamadas ciencias de la conducta.

Una vez Ignacio de Loyola vino bajo el poder del Vaticano, él puso su organización ocultista, 'Los Illuminati' bajo la cobertura de la institución Católica Romana. Los Illuminati secretamente se convirtieron en la rama más importante de la orden de los Jesuitas. Loyola sabía que eventualmente los Jesuitas Illuminati serían capaces de controlar la economía del mundo, la banca internacional, fuerzas militares, todas las ramas de la hechicería y brujería, y las religiones del mundo poniendo a la humanidad de rodillas para servir al papa.

Templo Jesuita


"El Congreso de Viena fue una conspiración negra contra los Gobiernos Populares en la cual "las altas partes contratantes" anunciaron al cerrar la sesión que ellos habían formado 'una alianza santa.' Este fue el velo que ellos usaron de máscara para engañar a los pueblos. El negocio en particular del Congreso de Verona, fue la RATIFICACIÓN del Artículo Seis del Congreso de Viena, cual fue en breve, una promesa para pervertir o destruir Gobiernos Populares dondequiera que se encontraran, y reestablecer la monarquía donde había sido depuesta.

"Las altas partes contratantes" de este compacto, cuales fueron Rusia, Prusia (Alemania), Austria y el papa Pío VII, rey de los Estados Pontificios, acordaron un pacto secreto para hacerlo." – Bruce McCarty. The Suppressed Truth About the Assasination of Abraham Lincoln (La Verdad Reprimida Acerca del asesinato de Abraham Lincoln), Arya Varta Publishing. 1924, P. 7

"Los soberanos de 'La Alianza Santa' habían aglutinado grandes ejércitos y pronto entraron en una promesa solemne para dedicarlos a la represión de todos los levantamientos de los pueblos a favor de gobiernos libres; y el papa Pío VII decidió dedicar a los Jesuitas, apoyados por su poder político, al logro de ese fin. El sabía lo fielmente que ellos se iban a aplicar a ese trabajo, y así los aconsejó, en su decreto de restauración, a estrictamente observar los 'asesoramientos útiles y saludables consejos' por los cuales Loyola había hecho absolución la piedra angular de la sociedad." – R.W. Thompson, The Footprints of the Jesuits (Las Huellas de los Jesuitas), Hunt & Eaton, 1894, pág. 251.

La mayoría de las personas conocen muy poco acerca de los Jesuitas del papa. La razón para esto es que ellos son una sociedad muy secreta; piensan que los Jesuitas son nada más que otra orden religiosa. Para poder entender lo que la Orden de los Jesuitas o la Compañía de Jesús [sic] es, por favor considera esta cita:

A través de la historia del cristianismo, el protestantismo fue amenazado por formidables enemigos. Cuando pasaron los primeros triunfos de la Reforma, Roma convocó nuevas fuerzas, esperando realizar su destrucción. En este tiempo la Orden de los Jesuitas fue creada (en París el 15 Agosto, 1534), la más cruel, inescrupulosa y poderosa de todos los campeones del papismo. Cortados de lazos terrenales e intereses humanos, muertos a afirmación de afecto natural, razón y conciencia totalmente silenciados, ellos no conocían regla, ningunos lazos, sino aquellos de su orden, y ningún deber sino el de extender su poder.

El evangelio de Cristo [sic] había permitido a sus adherentes conocer el peligro y soportar sufrimiento, sin dejarse desanimar por el frío, hambre, duro trabajo, y pobreza; para levantar la bandera de su verdad en el rostro del potro de tortura, la mazmorra, y la estaca. Para combatir estas fuerzas, el Jesuitismo inspiró a sus seguidores con un fanatismo que los permitió soportar estos peligros, y oponer al poder de la verdad todas las armar de decepción. No había crimen demasiado grande para ellos cometer, ninguna decepción muy básica para ellos practicar, ningún disfraz muy difícil para ellos asumir. Juramentados a pobreza perpetua y humildad, era su meta estudiada obtener riqueza y poder, para ser leales a derrocar el Protestantismo, y el reestablecimiento de la supremacía papal.

Cuando se muestran como miembros de su orden, ellos usan un velo de santidad, visitando prisioneros y hospitales, ministrando a los enfermos y a los pobres, profesando haber renunciado al mundo, y llevando el sagrado nombre de Jesús [sic], quien iba por todos sitios haciendo el bien. Pero debajo de este inocente exterior los propósitos más criminales y mortales estaban a menudo ocultos. Es un principio fundamental de la orden que el fin justifica los medios. Por este código de conducta, la mentira, robo, perjurio, asesinato, no eran solamente perdonables sino encomiables, cuando ellos servían los intereses de la iglesia. Bajo varios disfraces los Jesuitas se abrían el camino hacia oficinas de estado, subiendo los peldaños hasta llegar a ser consejeros de reyes, y moldear las políticas de las naciones. Ellos se convertían en sirvientes para espiar a sus amos. Establecieron universidades para los hijos de príncipes y nobles; y colegios para la gente común; y los hijos de padres Protestantes era atraídos a la observancia de ritos papistas. Toda la pompa y despliegue de gala exterior de la adoración papista era traído para confundir la mente y deslumbrar y cautivar la imaginación, y así la libertad por la cual los padres habían sangrado y duramente trabajado era traicionada por los hijos. Los Jesuitas rápidamente se difundieron por toda Europa, y donde quiera que fueran, allí seguía el renacimiento por el papismo. – E.G. White, The Great Controversy (La gran Controversia), págs. 234, 235 Pacific Press Assn., 1911.

El 21 de Julio, 1773, el papa Clemente XIV "para siempre anuló y extinguió la Orden Jesuita," Francia, España y Portugal independientemente habían llegado a comprender que los Jesuitas se estaban entrometiendo en los asuntos de estado y por tanto eran enemigos del gobierno. La reacción del papa fue en respuesta a la presión aplicada por las monarquías. El rey José de Portugal firmó un decreto "por el cual los Jesuitas fueron denunciados como 'traidores, rebeldes y enemigos del reino…'" El papa Pío VII, en Agosto de 1814, restituyó a los Jesuitas a sus anteriores derechos y privilegios.

El Ex-Presidente de Estados Unidos John Adams le escribió a su sucesor, Thomas Jefferson; "A mí no me gusta la reaparición de los Jesuitas, si alguna vez hubo un cuerpo de hombres que merecen condenación eterna sobre la tierra…es la Sociedad…" Jefferson respondió: "Como tú, yo desapruebo la restitución de los Jesuitas, porque significa un paso atrás de la luz a las tinieblas."

La revista U.S News and World Report expuso que los Jesuitas ciertamente se entrometen en los asuntos de las naciones. El artículo expuso: "Los Jesuitas han jugado un papel importante en la revolución Sandinista de Nicaragua. Algunos Jesuitas se han unido al Partido Comunista. Un cura en El Salvador ha afirmado que su orden está trabajando para el ascenso del Marxismo y revolución, no para Dios [sic]…Los Jesuitas se han unido a movimientos de izquierda en América Central y las Filipinas y han defendido una fusión del Marxismo y el catolicismo Romano en lo que es llamado 'teología de liberación."

Cuando los Estados Unidos quisieron emplear las más cochinas formas de la política de despoblación de Haig-Kissinger en América Central fueron los Jesuitas que organizaron y aguijonearon al pueblo para entrar en guerra civil. Donde quiera que los Jesuitas vayan, la revolución sigue inmediatamente. "Yo siempre me entristezco cuando veo u oigo de gente que están siendo dañadas; pero de acuerdo a mi investigación, los curas Jesuitas asesinados en América Central probablemente lo merecían." William Cooper, Behold the Pale Horse (He Aquí el Caballo Pálido). NOTA: A WILLAM COOPER SE LE PRESENTARON CINCO HOMBRES (CIA) EN SU HOGAR EN 1998 Y LO ASESINARON A QUEMARROPA DESPUÉS DE HABER PUBLICADO BEHOLD THE PALE HORSE.

Los Jesuitas funcionan como la policía secreta mundial del papado. Ellos son una orden muy secreta y van hasta los extremos para mantener las obras de su Compañía de Jesús [sic] secretas. Ellos no le dicen a nadie que son Jesuitas. Para todas las apariencias exteriores, ellos son como cualquier otro ser humano. Pero…

"Ellos son Jesuitas: Esta sociedad de hombres, después de ejercer su tiranía por doscientos años, a la larga se hizo muy formidable para el mundo, amenazando la subversión completa de todo orden social, que aun el papa, de quien devotos sujetos ellos son, y tienen que ser, por juramento de su sociedad, fue obligado a disolverlos. [El papa Clemente suprimió la Orden Jesuita en 1773]

"Ellos no habían sido suprimidos, sin embargo, por cincuenta años, antes que la débil influencia del papado y despotismo requirió sus útiles artimañas, para resistir la luz de libertad democrática, y el papa Pablo VII simultáneamente con la formación de la 'Santa Alianza' (1815) revivió la orden de los Jesuitas en todo su poder…

"¿Y el mundo necesita que le digan lo que los Jesuitas son? Ellos son una sociedad secreta, un tipo de orden Masónica, con súper añadidas características de detestable asquerosidad, y mil veces más peligrosa. Ellos no son meramente curas, o del credo religioso; ellos son mercaderes, y abogados, y editores, y hombres de cualquier profesión, sin tener ninguna insignia exterior por la cual ser reconocidos; ellos están en toda la sociedad. Pueden asumir cualquier carácter, aquel de ángeles de luz, o ministros de las tinieblas, para cumplir su única gran meta…Ellos todos son hombres educados, preparados y juramentados para comenzar en cualquier momento, y en cualquier dirección, y para cualquier servicio, comandados por el general superior de su orden, atados a ninguna familia, comunidad, o país, por los vínculos ordinarios que atan a cualquier hombre, y vendidos de por vida a la causa del Papado Romano." – J.Wayne Laures, The Crisis in America; 1855, págs. 265-267.

"El Vaticano condenó La Declaración de Independencia de Estados Unidos de América como malvada y llamó la Constitución de Estados Unidos un Documento satánico." – Avro Manhattan, The Dollar and the Vatican, Ozark Book Publishers, 1988, pág. 26.

En una carta de John Adams al Presidente de Estados Unidos, Thomas Jefferson acerca de los Jesuitas, leemos:

"¿No tendremos enjambres regulares de ellos aquí, en tantos disfraces como sólo un rey de los gitanos puede asumir, vestidos de pintores, editores, escritores y rectores académicos? Si alguna vez hubo un cuerpo de hombres que merecían maldición eterna en la tierra y el infierno son estos de la Sociedad de Loyola [los Jesuitas]. – George Reimer, The New Jesuits, Little, Brown, and Co., 1871, pág. 14.

Aquí está el juramento de iniciación Jesuita (traducido textualmente):

Yo_______ _______, ahora en la presencia del Todopoderoso Dios, la bendita virgen María, el bendito san Juan bautista, los santos apóstoles, mi padre fantasmal, el general superior de la Sociedad de Jesús fundada por san Ignacio de Loyola, en el pontificado de Pablo III y continuando hasta el presente, por el vientre de la virgen, la matriz de Dios, y la vara de Jesucristo, declaro y juro que Su Santidad el Papa, es el Vice-regente de Cristo y es el verdadero y única cabeza de la iglesia Católica o Universal por toda la tierra; y por virtud de las llaves de atar y soltar dadas por su santidad mi Salvador, Jesucristo, él (el papa) tiene poder para destronar herejes, ya sean reyes, príncipes, Estados, Mancomunidades, y Gobiernos y ellos sean ciertamente destruidos. Por lo tanto al extremo de mi poder yo defenderé esta doctrina del derecho y costumbre de 'Su Santidad' contra todos los usurpadores o autoridades Protestantes cualesquiera, especialmente la iglesia Luterana de Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia, y Noruega y la ahora pretendida autoridad de las iglesias de Inglaterra y Escocia, y las ramas de la misma ahora establecidas en Irlanda y en el Continente de América y en cualquier otro sitio, y todos sus adherentes en consideración que ellos sean usurpados y herejes, oponiéndose a la 'Madre Iglesia de Roma.'

"Yo ahora denuncio y reniego cualquier alianza dada a cualquier rey hereje, príncipe o Estado, llamado Protestante o Liberales, u obediencia a cualquier otra ley, magistrados y oficiales.

"Yo además declaro que la doctrina de las iglesias de Inglaterra y Escocia, de los Calvinistas, Hugonotes, y otros del nombre de Protestantes o Masones a ser malditos, y ellos mismos a ser malditos quienes no renuncien a las mismas.

"Yo además declaro que yo ayudaré a asistir, y aconsejar a todos o a cualquiera de los agentes de 'Su Santidad' en cualquier lugar donde yo esté, en Suiza, Alemania, Holanda, Irlanda o América, o en cualquier otro reino o territorio yo vendré para y haré lo máximo para extirpar a las doctrinas herejes Protestantes o Masonas y destruir todos sus falsos poderes, legales o al contrario.

"Yo además prometo y declaro que, no obstante, yo estoy permitido asumir cualquier religión hereje por la propagación de los intereses de la 'Madre Iglesia' de mantener secreto y privado todos los consejos de tiempo en tiempo de sus agentes, como ellos me los confíen y a no divulgar, directamente o indirectamente, por palabra, escritura, o circunstancias cualesquiera sin ejecutar todo lo que debe ser propuesto, dado a cargo o descubierto a mí por el por ti 'Padre Espiritual', o cualquier otra orden secreta.

"Yo además prometo y declaro que yo no tendré opinión o voluntad mía propia o ninguna reserva mental fuere lo que fuere, aun como un cuerpo y cadáver (perinde ad cadaver), sino sin vacilar obedeceré todas y cada orden que yo pueda recibir de mis superiores en la milicia del Papa y de Jesucristo.

"Que yo iré a cualquier parte del mundo dondequiera que sea enviado, a las regiones congeladas del norte, selvas de la India, a los centros de civilización en Europa, o a las persecuciones salvajes de los bárbaros salvajes de América sin murmuraciones ni lamentaciones, y seré sumiso en todas las cosas que fueran comunicadas a mí.

"Yo además prometo y declaro que yo, cuando la oportunidad se presente, preparar y hacer implacable guerra, secreta y abiertamente contra todos los herejes, Protestantes y Masones, como yo he sido ordenado hacer extirparlos de la faz de toda la tierra; y que yo no perdonaré ni edad, sexo o condición, y que yo ahorcaré, quemaré, destruiré, herviré, despellejaré, estrangularé y enterraré vivos a estos infames herejes; rasgaré los estómagos y vientres de sus mujeres, y machacaré las cabezas de sus infantes contra la pared para poder aniquilar su execrable raza. Que cuando lo mismo no pueda ser hecho abiertamente, yo secretamente usaré la copa de veneno, la cuerda de estrangulación, el acero de la daga, el plomo de la bala, sin importar el honor, rango, dignidad, o autoridad de las personas, cualquiera que sea su condición en la vida, ya sea pública o privada, puesto que en cualquier momento yo pueda ser ordenado hacerlo por los agentes del Papa, o superior de la Hermandad del 'Santo Padre' de la Sociedad de Jesús.

"En confirmación de lo cual yo por la presente dedico mi vida, alma, y todos los poderes corporales, y con la daga cual ahora recibo yo suscribiré mi nombre escrito con mi sangre como testimonio de lo cual; y si yo soy probado falso o débil en mi determinación, que mis hermanos y compañeros soldados de la milicia del Papa corten mis manos y pies y mi garganta de oreja a oreja, mi panza abierta y azufre queme dentro con todo el castigo que pueda ser infligido sobre mí en esta tierra y mi alma será atormentada por demonios en el infierno eterno para siempre.

"Que yo cuando vote siempre votaré por un Caballero Católico en preferencia a un Protestante, especialmente un Masón, y que yo dejaré mi partido para hacerlo; que si dos Católicos están en la candidatura yo me aseguraré cuál es el que mejor apoya la 'Madre Iglesia' y votaré en consecuencia.

"Que yo no trataré no emplearé a un Protestante si está en mi poder tratar o emplear a un Católico. Que yo pondré las niñas católicas en las familias Protestantes para que un reporte semanal sea hecho de los movimientos internos de los herejes.

"Que yo me proveeré con armas y munición para que yo esté listo cuando la voz sea pasada, o yo sea ordenado defender ya sea la iglesia como individuo o con la milicia del Papa.

"Todo lo cual yo,_______ _______, juro por la bendita Trinidad y bendito sacramento cual ahora voy a recibir para desempeñar y en parte para cumplir éste, mi juramento.

"En testimonio de presente documento, yo tomo este el más santo y bendito sacramento de la Eucaristía y atestiguo el mismo más adelante con mi nombre escrito con la punta de esta daga mojada con mi propia sangre y sellado a la luz del santo sacramento."

NO CREO QUE ESTE JURAMENTO DE LOS JESUITAS TENGA QUE TENER NINGUNA EXPLICACIÓN.

Napoleón Bonaparte hizo esta afirmación:

"Los Jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un ejército, no un mero padre abad de un monasterio. Y la meta de esta organización es: PODER. Poder en su ejercicio más déspota. Poder absoluto, poder universal, poder para controlar al mundo por la volición de un solo hombre. El Jesuitismo es el más absoluto de los despotismos; y al mismo tiempo el más grande y más enorme de los abusos…

"El General de los Jesuitas insiste en ser el amo, soberano, sobre los soberanos. Donde quiera que los Jesuitas sean admitidos ellos serán los amos, cueste lo que cueste. La sociedad de ellos es por naturaleza dictatorial, por lo tanto, es el irreconciliable enemigo de toda autoridad constituida. Todo acto, todo crimen, por más atroz, es un trabajo meritorio, si es cometido por los intereses de la Sociedad de los Jesuitas, o por orden del general." – General Montholon, Memorial of the Captivity of Napoleón at St. Helena, págs. 62, 174.

A la luz de estas aseveraciones, varias preguntas se suscitan. Puesto que los Jesuitas comenzaron un directo ataque contra América en 1815 y nada les obstaculiza el camino, Entonces, ¿son las políticas que se llevan a cabo hoy en América bajo el control directo de este déspota de Roma? ¿han sido los asesinatos de personas prominentes, como los Presidentes de Estados Unidos, Abraham Lincoln, William McKinley, James Garfield, John Kennedy, inspirados y llevados a cabo por los Jesuitas?¿Han sido las atrocidades como la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam, el incidente de Waco Texas, Oklahoma City, y la destrucción de las Torres Gemelas planeados por le Vaticano? Todo esto y cómo han tratado y están teniendo éxito en destruir la preciosa Constitución de Estados Unidos? Esto lo expondré en futuros escritos.

Como si el del Congreso de Viena no hubiera sido suficientemente claro en cuanto a los objetivos de los monarcas Europeos y la Orden Jesuita, hubieron otros dos Congresos que fueron convocados. El primero de estos fue convocado en Verona en 1822. Durante este Congreso, fue decidido que América sería el blanco de los emisarios Jesuitas y que América tenía que ser destruida a toda costa.

El otro Congreso fue llevado a cabo en Chieri, Italia, en 1825. He aquí lo que fue decidido:

"En 1825, algunos años después de la restitución de la Orden Jesuita, una reunión secreta de los líderes Jesuitas tuvo lugar en el Colegio de Chieri cerca de Turín, en el Norte de Italia. En esa reunión, los planes fueron discutidos para el fomento del poder papal en el mundo entero, para la desestabilización de gobiernos que estaban en el camino y para aplastar toda oposición a las artimañas y ambiciones de los Jesuitas…" A lo que nosotros apuntamos, es el Imperio del mundo…

"Tenemos que hacerlos entender [a los grandes hombres del mundo] que la causa del mal. La mala levadura, permanecerá hasta tanto el Protestantismo exista, que los Protestantes tienen que ser completamente abolidos… Los herejes son el enemigo que nosotros tenemos que exterminar…

"Entonces la Biblia, esa serpiente cual con la cabeza erguida y ojos centellantes nos amenaza con su veneno mientras se arrastra por la tierra, será convertida en una cetro tan pronto podamos agarrarla." – Hector Macpherson, The Jesuits in history, Ozarc Book Publishers, 1997, apéndice.

La meta de Chieri está clara, destruir el Protestantismo a cualquier costo, y restaurar el Poder Temporal del papismo. – EN TODO EL MUNDO. Mientras vemos a Juan Pablo II viajando por el mundo y siendo aceptado en todo el mundo como el "hombre de paz," podemos ver cómo el plan Jesuita, instituido en Chieri, está funcionando. Lo que los Protestantes (todos los cristianos) no se dan cuenta es que el cristianismo completo está minado por los Jesuitas y todos esos pastores que rehúsan denunciar a la RAMERA DE ROMA son sus agentes que están trabajando por el ecumenismo y llevando a multitudes a Roma, van a ser avergonzados totalmente por estos pastores cuando estén arrodillados delante del papa de Roma besándole su anillo y no sé que otra cosa más…

Estas reuniones de Viena, Verona y Chieri fueron convocadas con tato secreto como fue posible. Sin embargo, un hombre asistió a los dos primeros Congresos y no pudo ser silenciado. El Ministro del Exterior Británico George Canning contactó al gobierno de Estados Unidos para advertirle que los monarcas de Europa estaban planeando destruir las instituciones libres de América.

"Es a causa de esta conspiración contra las Repúblicas Americanas por las monarquías Europeas que el Gran Estadista Británico Canning, llamó la atención al gobierno de Estados Unidos a ellos, y los Estadistas, incluyendo a Thomas Jefferson, quién todavía estaba vivo en ese tiempo, tomó parte activa para provocar la declaración por el Presidente Monroe en su mensaje anual al Congreso de los Estados Unidos de América, que los Estados Unidos lo considerarían como un acto de hostilidad al gobierno de Estados Unidos y un acto enemigo, si esta coalición, de cualquier poder de Europa alguna vez emprendiera acción para establecer sobre suelo del continente Americano cualquier control sobre cualquier República Americana, o que adquiriera cualquier derecho territorial.

"Esta es la así llamada Doctrina Monroe. La amenaza bajo el tratado secreto de Verona para suprimir gobiernos populares en las Repúblicas Americanas es la base de la Doctrina Monroe. Este tratado secreto expone claramente el conflicto entre gobiernos monárquicos y gobiernos populares, y el gobierno de pocos contra el gobierno por muchos." – Burke McCatry, La Verdad Suprimida Acerca del Asesinato de Abraham Lincoln, pág. 10

La Doctrina Monroe fue la respuesta de Estados Unidos al Congreso Jesuita de Viena, Verona y Chieri. Los Estados Unidos lo considerarían un acto de guerra si cualquier nación Europea buscara expansión colonialista en el hemisferio occidental. Los Jesuitas han podido atacar secretamente e infiltrar América para lograr precisamente lo que la Doctrina Monroe fue instituida para proteger. Ellos han podido permanecer impunes en cuanto a esto porque ha sido hecho con total secreto bajo la fachada de ser una iglesia.

En una carta al Presidente Monroe, Thomas Jefferson hizo la siguiente observación:

"La cuestión presentada en las cartas que tú me has enviado, es de capital importancia cual se ha ofrecido a mi contemplación desde ese de la independencia. Lo que nos hizo una nación, esto marca nuestro compás y apunta al curso que tenemos que coger a través del océano de tiempo que se abre ante nosotros. Y nunca nos podríamos embarcar en él bajo circunstancias más prometedoras. Nuestra primera y fundamental máxima debe ser, nunca enredarnos en las broncas de Europa.

Nuestra segunda, nunca permitir que Europa se entrometa en los asuntos de los Estados Independientes del Atlántico. América, Norte y Sur, tiene una serie de intereses distintos a los de Europa, y son peculiarmente los suyos propios. Ella debe tener un sistema propio de ella, separado y apartado de aquel de Europa. Mientras que Europa está laborando para convertirse en el domicilio del despotismo, nuestro empeño seguramente debe se, hacer de nuestro hemisferio uno de libertad... Nosotros debemos declarar nuestra protesta contra la atroz violación de los derechos de las naciones, por la interferencia de una en los asuntos internos de la otra, tan fragantemente comenzada por Bonaparte y ahora continuada por la igualmente anárquica Alianza, llamándose a sí misma Santa…

"Nosotros nos opondremos, con todos nuestros recursos, a la interposición forzosa de cualquier otro poder… El asunto ahora propuesto envuelve consecuencia tan perdurables, y efectos tan decisivos en nuestros futuros destinos, como para reavivar todo el interés que yo he sentido hasta este momento en tales ocasiones, e inducir hombres al peligro de opiniones, cuales probarán sólo mi deseo a contribuir aun mi poco hacia cualquier cosa cual pueda ser en beneficio a nuestro país. – Archivos, Mount Holyoke Collage.

Jefferson vio esto como una gran crisis en la joven historia de América porque los astutos y siniestros Jesuitas habían sido ordenados que el objetivo era destruir a América.

La Doctrina Monroe retó cualquier avance de Europa hacia América. Sin embargo, Monroe no entendió realmente que los habilidosos Jesuitas no usarían la fuerza de las armas inicialmente para alcanzar sus objetivos. Ellos usarían astucia, malicia, y total secreto, Ellos apelarían a los puntos más básicos del hombre. Ellos plantarían sus agentes en posiciones de riqueza y poder y después usarían su influencia para tomar su gran premio – la subversión y destrucción de todo principio Protestante como esgrimido en la Constitución de Estados Unidos.

El "PAPA NEGRO" El "Papa Negro" [negro se refiere aquí a sus actividades malignas y ocultas, no a raza o color] es la figura más secreta y su personalidad escondida al mundo, de entre todos los Illuminati. Este ostenta el título de General Superior de la nefasta compañía de Jesús, los Jesuitas. Nunca sabemos quién es el Papa Negro hasta mucho después de su muerte, así de secreto es esta cuestión de los Jesuitas, a no ser que uno dentro de sus rangos lo exponga, como sucedió hace unos años con el obispo Alberto Rivera quien expuso toda la telaraña de los Jesuitas y por esto le fue dada la copa de veneno, como dice claramente en el juramento expuesto anteriormente; más adelante hablaré de él.

En 1965, Pedro Arrupe, un sacerdote de los Jesuitas fue electo General Superior o Papa Negro de los Jesuitas, inmediatamente después del II Congreso Vaticano (1962-1965). Este Papa Negro es de hecho el jefe de la milicia del papa, el ejército de satán. Inmediatamente después, él reunió en Roma a los Generales Jesuitas de alrededor del mundo y a los miembros de la Congregación del "Santo Oficio" (Oficio de la Inquisición, estos son los que forman el tribunal, juzgan toda herejía y ofensas que llevan a sospecha de herejía. Sus miembros están juramentados a las normas más estrictas de secreto). Pedro Arrupe fue considerado moderadamente liberal siendo demasiado permisivo en la administración del Orden y esto lo llevó a conflicto con el Vaticano. Arrupe renunció en 1983 debido a "mal estado de salud" y fue de hecho el primer General Superior de los Jesuitas en renunciar en toda su historia, en vez de quedarse hasta su muerte. ¿Tenía en realidad mal estado de salud? ¿O le dieron la copa de veneno también? Esto no lo sabemos, pero si juzgamos por la trayectoria… El Conde Hans Kolvenbach de Holanda tomó su lugar como General Superior de Los Jesuitas.

A continuación daremos a conocer hechos desastrosos y siniestros provocados y, algunas veces llevados a suceder por ellos mismos, por los Jesuitas. Cada uno tendrá su explicación histórica en futuros capítulos de este libro.

1. Creación y apropiación del Banco de Reserva Federal (Banco Central) de Estados Unidos de América, con el cual controlan toda la Banca de Estados Unidos, y por ende, a Estados Unidos y a su Presidente.

2. Creación del Fondo Monetario Internacional (IMF por sus siglas en inglés), con el cual han empobrecido aun más a todos los países del "Tercer Mundo" dando préstamos a sus gobernantes, prestamos que nunca llegan a los pueblos y se quedan en los bolsillos de los gobernantes de dichos países, como nos demuestra la situación de Venezuela, Argentina y muchos otros.

3. Creación de Las Naciones Unidas y todas sus dependencias. Organismo que no sirve para nada, nada más que para desestabilizar al mundo y prepararlo para la entrega de todos los poderes a la Ramera de Roma.

4. Asesinato del Presidente de Estados Unidos William Henry Harrison. Los Terroristas Secretos de Hill Hughes.

5. El asesinato del Presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln; como está bien detallado en la autobiografía del Padre Charles Chiniquy, un sacerdote católico que estuvo 50 años al servicio de Roma y después de conocer todas sus artimañas, dejó Roma y divulgó toda su telaraña, lo trataron de asesinar muchas veces. – Charles Chiniquy, Fifty Years in The Church os Rome, Chic Publications.

6. Asesinato del Presidente John Kennedy, por querer cortar la Guerra de Vietnam y abolir el Banco de Reserva Federal.

7. Todas las Guerras de este sigo, La Primera Guerra Mundial; La Segunda Guerra Mundial; El Sangriento Desmembramiento del País de Yugoslavia durante la Segunda Guerra Mundial y más tarde en los años 1900; La Guerra de Vietnam. La Guerra de Corea, El Fracaso de Bahía de Cochinos en Cuba para mantener a su monaguillo, Fidel Castro, Jesuita, en el poder, la Masacre de Jonestown, la Masacre de Waco; El Bombardeo de Oklahoma City; La Destrucción de Las Torres Gemelas y muchos más que serán discutidos en futuros capítulos.

DE NUEVO, DEBO RECORDARLES QUE LO QUE USTEDES CREAN NO HACE NI UNA PIZCA DE DIFERENCIA, LO IMPORTANTE ES ENTENDER QUE SI ELLOS CREEN ESTO, Y ELLOS TIENEN EL PODER Y EL DINERO, EL NUEVO ORDEN MUNDIAL NOS VA A DAR HORRIBLES PESADILLAS Y A MUCHOS LA MUERTE SEGURA.

Eliyahu Ibzan


Fuente:
http://hebreo.frih.net


..............................................................................................................................
Isaías 55:6
Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
Juan 3:16
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

¡Cuidate!

¡Dios te bendiga!

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

No se permiten comentarios anónimos, solo con cuenta de Gmail.